Málaga no solo es un paraíso para los amantes del sol y la playa, también es un destino dorado para los amantes de la naturaleza y de las actividades al aire libre en la montaña y en la nieve. La provincia andaluza más turística cuenta con unos maravillosos paisajes montañosos desde las cercanías de la costa hasta el interior.

Entre ellas destaca el Parque Nacional de la Sierra de las Nieves, al suroeste de la Cordillera Bética y en la parte superior de la Serranía de Ronda. Sus bellísimos parajes se extienden por más de 20.000 hectáreas, a las que hay que unir la de la Zona Periférica de Protección del Parque. Abarca un buen número de municipios, entre ellos Ronda, Tolox, Yunquera, Istán, Ojén y Benahavís, todos pueblos blancos de excepcional belleza.

A continuación te mostramos algunos de los tesoros que ver en la Sierra de las Nieves de Málaga.

Rutas de senderismo para disfrutar de los pinsapares

Los pinsapos, también conocidos como abetos españoles, son unos elegantes árboles de unos 20 o 25 metros de altura y forma piramidal que abundan en la Sierra de las Nieves, hasta el punto de que se considera que el 60% de los ejemplares existentes en el mundo se encuentran en este parque nacional.

Solo por admirar esta maravillosa especie, cuyos ejemplares se asemejan a enormes árboles de Navidad a los que solo les faltase unas bolas de ornamento, ya merece la pena visitar la Sierra de las Nieves.

Son muchas las rutas senderistas que puedes elegir para contemplar los pinsapares, siendo una de las más populares la que va de Puerto Saucillo a Puerto Bellina, en el municipio de Yunquera, así como la que te lleva a contemplar el Pinsapo de las Escaleretas: un Monumento Natural situado en el municipio de Parauta, cuya edad se estima en 500 años.

Conquistar el Pico Torrecilla

Un cita ineludible para los amantes del montañismo que visiten la Sierra de las Nieves. El Pico Torrecilla es el punto más alto del Parque Nacional, con una altura de 1.919 metros.

Aunque existen varios senderos que te llevan hasta la cumbre, el más conocido y por el que podrás disfrutar de las mejores vistas es el que parte de la Zona Recreativa de Los Quejigales.

La ruta tiene cierta dificultad por el fuerte desnivel que presentan sus 15 kilómetros de recorrido (contando la subida y la bajada), que puede llevarte alrededor de 7 horas en recorrer

Visitar alguno de los antiguos pozos de nieve

No, en este caso no se trata de ir a ver la nieve en la Sierra de las Nieves (algo que también te aconsejamos que hagas), sino de visitar algunos de los muchos pozos tradicionales que hay en el entorno del Parque Nacional y que tenían como función almacenar la nieve. Los vecinos la guardaban en estos pozos para transformarla después en hielo y así abastecer a las poblaciones de los alrededores.

Afortunadamente, los frigoríficos y congeladores cumplen actualmente esas funciones y los pozos han quedado reducidos a unas más que interesantes visitas turísticas.

Observar la fauna autóctona de la Sierra de las Nieves

No es necesario viajar a Kenia para realizar un safarí, en la Sierra de las Nieves, concretamente en la Reserva de Ojén, tienes la posibilidad de recorrer sus parajes en compañía de un guía autorizado que te mostrará algunas de las especies que habitan el Parque Natural, como la cabra montés, la más emblemática de la zona, así como meloncillos, gamos ginetas, muflones y jabalíes.

Todas estas especies también viven en libertad fuera de la Reserva de Ojén, en toda la extensión del parque, pero es más difícil poder verlos (a excepción de las aves, con grandes colonias de buitres leonados, halcones y águilas).

Aguas termales y el Charco de la Virgen en Tolox

El encantador pueblo blanco de Tolox es famoso por sus aguas termales, que puedes disfrutar en el Balneario de Fuente Amargosa.

Desde el parking del balneario parte una preciosa ruta de apenas dos horas que te llevará hasta el Charco de la Virgen, una idílica poza con una espectacular cascada en la que incluso puedes darte un buen chapuzón durante el verano.

Saborear la gastronomía de la Sierra de las Nieves

Aunque puedes hacer tus excursiones por la Sierra de la Nieves con unos buenos bocatas en la mochila, no te faltarán bares y restaurantes en los pueblos blancos de sus alrededores en los que disfrutar de la mejor gastronomía de esta zona de Málaga.

Sopas y pucheros en invierno, gazpachos en verano, carne guisada o asada durante todo el año y unos exquisitos postres, muchos de ellos elaborados con ingredientes de la tierra como la miel, las castañas o alas almendras, son parte los menús que te esperan en los pueblos de la sierra. Los encantos de Málaga no terminan en sus playas, ni mucho menos. El Parque Nacional de la Sierra de las Nieves es un destino tan apetecible como pueda serlo la costa mediterránea, tanto en verano como en invierno. Un paraíso para los amantes de la naturaleza y de la buena mesa.

No comment yet, add your voice below!

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno + 7 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.