Poco a poco, los coches automáticos van ganando cuota de mercado en España. En ello tienen mucho que ver los vehículos híbridos, ya que esta tecnología no es compatible con el cambio manual convencional.

Este tipo de cambio permite mayor comodidad en la conducción, pero al principio cuesta un poco habituarse.

Veamos las peculiaridades que presentan estos cambios automatizados.

Posiciones de la palanca o mando del cambio automático.

En un vehículo automático nos encontraremos con 4 posiciones señaladas con las siguientes letras mayúsculas:

  • Letra P: significa Parking y es la posición de estacionamiento. Bloquea el vehículo como lo haría el freno de estacionamiento.
  • Letra R: del inglés Reverse, se trata de la posición de marcha atrás.
  • Letra N: es el punto muerto, conocido en inglés como Neutral.
  • Letra D: posición para circular en modo automático. La letra proviene de la palabra inglesa Direct, es decir, equivale a meter la directa.

Cómo arrancar un coche automático

Lo primero que notaremos es que no hay pedal de embrague. Únicamente existen acelerador y freno. Es preceptivo manejar ambos pedales con el pie derecho. Más adelante explicaremos por qué. Al accionar la llave de contacto o el botón de arranque, tenemos que fijarnos en los siguientes detalles:

  • El mando o palanca de control del cambio automático ha de estar en las posiciones P o N
  • Además, por seguridad, es necesario accionar simultáneamente el pedal de freno

En caso de no cumplirse una de esas dos condiciones, el vehículo no se pondrá en marcha.

Cómo se conduce un coche automático

Para que un vehículo automático se ponga en movimiento, la palanca ha de colocarse en la posición D.

Para iniciar la marcha basta con soltar el freno. El coche comenzará a moverse y aceleraremos con suavidad. No hay nada más de que preocuparse, ya que el coche cambiará de marcha según las necesidades del motor.

Para frenar tampoco hay que ocuparse de otra cosa que de tocar el freno hasta detener el coche y mantenerlo accionado hasta que queramos reanudar la marcha.

Y una vez estacionado, seleccionaremos la posición P y apagaremos el motor del vehículo.

Cómo cambiar de marcha con un coche automático

Además de las cuatro posiciones indicadas, los coches con cambio automático llevan una posición adicional con diversas denominaciones. Las más habituales son la S de Sport o la M de Manual.

Una vez colocada la palanca en esas posiciones, se baja de marcha o se sube a base de toques en el mando. En cada vehículo la dirección de los toques es distinta y es necesario consultar el manual del vehículo.

Cómo dar marcha atrás con un coche automático

Simplemente cambiaremos la palanca a la posición R. El resto de operaciones son idénticas a las de la marcha directa.

Precauciones a tomar si no estás acostumbrado

Los conductores no habituados, y pongamos por caso el alquiler de coche automático por una persona cuyo vehículo habitual es manual, tienen que mantener el pie izquierdo en el lugar habilitado y no moverlo de ahí en ningún caso, como si carecieran de dicho pie.

Y es que estos conductores aún mantienen el reflejo de accionar el embrague, por lo que corren el riesgo de tocar el freno con una fuerza desproporcionada y provocar un accidente.

Si piensas pasar unos días en la Costa del Sol y quieres alquilar un coche automático en Málaga, en Yellow Car contamos con una gran selección de vehículos de alquiler automáticos.

No comment yet, add your voice below!

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 + 9 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.