El alza de los precios del combustible es un asunto que a los conductores nos trae de cabeza. Nada podemos hacer contra eso, pero lo que sí podemos es reducir más de un 30% el consumo de nuestros coches, aplicando la lógica y mediante una conducción eficiente.

Saber cómo reducir el consumo de combustible resulta muy interesante, sobre todo cuando piensas en alquilar un coche. Por eso, en Yellow Car te damos algunos consejos.

Cómo se puede ahorrar combustible sin modificar los hábitos de conducción

Si nos acostumbramos a realizar las operaciones siguientes, rebajaremos nuestro consumo apreciablemente, sin ninguna necesidad de cambiar nuestro estilo de conducción:

No dejar el coche en ralentí

No mantengas el vehículo al ralentí para calentar el motor en invierno ni mientras esperas a algún acompañante.

La primera costumbre está fuera de lugar en los coches actuales, salvo cuando el coche ha estado estacionado varias horas a temperaturas bajo cero.

Y la segunda equivale a quemar dinero con la única finalidad de producir humos y gases contaminantes.

Desmonta bacas y portaobjetos si no los usas habitualmente

Todos esos artilugios aumentan notablemente la resistencia al rozamiento del vehículo en movimiento, con la consecuencia directa de un mayor consumo.

Apaga el aire acondicionado cuando no sea necesario

Dependiendo de las circunstancias de la circulación, el aire acondicionado supone un aumento del consumo de entre 1 y 2 litros a los 100 kilómetros.

Lo mejor es habituarse a llevarlo apagado y encenderlo solo en los casos necesarios.

Cómo ahorrar gasolina en ciudad

Adicionalmente, ahorrarás bastante más si en los trayectos urbanos eres un poco previsor. Si tu coche no tiene sistema ‘start-stop’, apaga el vehículo en las detenciones obligadas de más de dos minutos. La mayoría de los conductores controlamos la duración de los semáforos y las retenciones de nuestras rutas diarias.

Así que, en ausencia de sistema de autoparada, podemos realizar esta operación de forma manual ya que los estudios demuestran que, a partir de dos minutos, resulta rentable y cuanto más larga es la detención, más rentable resulta hacerlo.

Conduce de manera inteligente

En conducción urbana, aplica estas tres técnicas de conducción eficiente y previsora:

  • Mantén la velocidad adecuada para que el coche llegue por su propia inercia a cruces, glorietas y semáforos
  • Conduce siempre acariciando levemente el acelerador
  • Evita la repetición continuada de salidas a todo gas y frenazos bruscos.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_empty_space][vc_column_text]

Cómo gastar menos gasolina en carretera

Si tienes dudas acerca de qué es una conducción eficiente en vías interurbanas y desconoces su gran incidencia en la reducción del consumo de carburante, sigue las siguientes normas. Las notarás en tu cartera cuando repostes:

Controla la velocidad

Los consumos óptimos se registran entre los 65 km/h y los 110 km/h. Por encima o por debajo de esos límites, gastarás mucho más combustible.

A 120 por hora cualquier coche quema un 30% más de carburante que a 90 por hora.

Utiliza preferentemente las marchas largas

Debes cambiar a una marcha superior cuando tu motor diésel supere las 1300 vueltas o las 1800 si es de gasolina.

En carretera y autopista, ventanillas siempre cerradas

A partir de los 50 por hora, el aumento del consumo ya es apreciable. Y a 90 por hora, una única ventanilla bajada hará que tu coche gaste en torno a un 5% más.

Y aunque no nos gusta repetirnos, recordamos lo dicho al principio: si sigues todos y cada uno de estos consejos, el ahorro final en gasolina o gasóleo se situará en torno al 30%.

No comment yet, add your voice below!

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

11 − cuatro =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.