La Autovía del Mediterráneo (A-7) es una carretera grandísima que atraviesa toda la costa española del Mar Mediterráneo, desde Algeciras hasta Tarragona. Hablamos de 1.300 kilómetros  que rodean a España por las aguas del mar que envuelve Europa, África y Asia.

Por su parte la AP-7 es una autopista que une Guadiaro, perteneciente a San Roque (Cádiz), y la frontera con Francia. El primer tramo de la autopista se inauguró en 1969 y, desde 2021, su mayor parte es de uso gratuito salvo cuatro tramos, entre ellos el tramo Torremolinos-Guadiaro en la provincia de Málaga.

¿Cuál de las dos carreteras elegir si estás viajando por la Costa del Sol?

A continuación te mostramos sus similitudes y diferencias.

A-7: Más lenta y peligrosa, pero gratis

La Autovía del Mediterráneo A-7 a su paso por la Costa del Sol es un tramo muy transitado, no solo por turismos sino por vehículos de alto tonelaje que se dirigen a los puertos de la zona. Y, aunque en época de vacaciones lo es mucho más, durante todo el año se colapsa de vehículos por ser conexión de muchos municipios costeros.

Su paso es totalmente gratuito pero transporta mucho más tráfico que la AP-7, por lo que los trayectos se hacen más largos, los atascos son una realidad diaria y la probabilidad de accidentes es mayor. Además, cuenta con varios tramos de limitación de tráfico mediante radares, hay varios tramos con tan solo dos carriles y estrechas curvas, y está repleta de vías de acceso y salidas, especialmente en la zona de Mijas Costa y en el tramo Fuengirola-Marbella.

AP-7: Más rápida y segura, pero cara

La AP-7 en la provincia de Málaga, conocida como la Autopista del Sol, tiene una distancia de 105 km y se compone de dos tramos: Málaga-Estepona y Estepona-Guadiaro. Discurre de manera casi paralela a la autovía A-7.

Su principal inconveniente es que su paso por la misma tiene un coste. Según tarifas de 2022, un trayecto de Guadiaro a Málaga, en pleno mes de julio (temporada alta), tiene un coste de 16,60€ por vehículo y, en noviembre (temporada baja), de 10,20€. Hay que tener en cuenta que temporada alta de considera cuatro meses al año, desde junio hasta septiembre. Entre las ventajas, destacamos: soporta mucho menos tráfico y los accesos son mucho más seguros y visibles, especialmente el que afecta al Aeropuerto de Málaga, por lo que se evitan muchos accidentes de tráfico y se ahorra tiempo. Concluyendo, elijas una u otra carretera por uno u otros motivos, sin duda la mejor manera de viajar por la Costa del Sol es con tu coche de alquiler que te ofrece más libertad, evita los costes de mantenimiento del vehículo y mayor comodidad. En Yellow Car encontrarás, entre nuestra flota de más 400 vehículos, las mejores opciones adaptadas a tu presupuesto los 365 días del año.

No comment yet, add your voice below!

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco + diecisiete =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.