Alrededor del 28% y el 33% de la población tiene miedo a conducir, pero se puede superar. Existen muchas razones que pueden explicarlo y lo mejor de todo es que tiene solución. Sin embargo, habrá que reconocer que se tiene un problema y pedir ayuda.

En este artículo vamos estudiar que es la amaxofobia y cómo dejar de tener miedo a conducir.

¿Qué es la amaxofobia?

La amaxofobia (también conocida como miedo a conducir) es una sensación que experimentan algunas personas cuando tienen que conducir un vehículo. Se sentirán mal antes o mientras están conduciendo.

Esta palabra viene de los términos griegos de Amaxos (que se puede traducir como carruaje) y phobos (miedo terrible o fobia).

Es importante tener claro que el desencadenante del miedo no es el propio vehículo, sino ponerse al volante del mismo.

No es aquel temor que puede experimentar el conductor cuando existe algún riesgo para conducir (por ejemplo, encontrar una autovía con muchos camiones y una carrera con muchas curvas y sin barrera de protección). Por lo general, se trata de un miedo irracional.

¿Qué puede provocar miedo a conducir?

Causas de la amaxofobia

Hay muchas posibles causas de la amaxofobia, pero aquí vamos a ver las 3 más habituales:

  • Haber sufrido un accidente: si se ha tenido un accidente con un vehículo, tanto como si se llevaba el mismo, como si era un pasajero, puede suponer un trastorno de estrés postraumático que sea precisamente la causa de la amaxofobia.
  • Dejar de conducir durante mucho tiempo: este miedo podría surgir si no se ha llevado el vehículo durante algún tiempo y si solo se hacía en momentos muy puntuales.
  • Ansiedad: la ansiedad y estrés que pueden experimentar los conductores nóveles podrían derivar en este trastorno.

Síntomas de la amaxofobia

Hay muchos síntomas que podrían delatar que una persona tenga amaxofobia:

  • Nerviosismo: incluso podrían derivar en taquicardia y palpitaciones.
  • Dolores en diferentes partes del cuerpo, sobre todo, en los músculos.
  • Inseguridad: el afectado podría sentirse inseguro, incluso hasta el punto de que le falte el aire.
  • Mareos y sudoración en las manos producida por los nervios.
  • Otro síntoma habitual es la manifestación de sentimientos negativos.

Consejos para dejar de tener miedo a conducir

Aquí van algunos consejos para dejar de tener miedo a conducir:

  • Tomar conciencia: es importante reconocer cuál es el problema e identificar la causa.
  • Razonamiento: el afectado por la amaxofobia debe hacer un ejercicio para reducir su ansiedad y los pensamientos catastróficos. Para ello, es importante que intente racionalizar lo que está pasando.
  • Exposición con Realidad Virtual: la VR puede ayudar al afectado a exponerse a estas situaciones sin estar realmente allí. Esto ayudará al profesional a medir los niveles de ansiedad y extraer conclusiones.
  • Exposición real: el afectado tendrá que enfrentarse a su miedo tarde o temprano. Es importante que esta exposición sea progresiva para evitar desencadenar cualquier tipo de trauma.

Si has detectado este trastorno, es importante acudir al terapeuta lo antes posible para iniciar el tratamiento que corresponda.

No comment yet, add your voice below!

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × tres =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.